diciembre 04, 2013

La república imaginaria de Patricio Pron / Una conversación con Albinson Linares

-Dices que libros como Trayéndolo todo de regreso a casa son una suerte de antología personal. ¿Cómo divides o clasificas orgánicamente estas narraciones?
Una de las posibilidades que tenía era reunir los relatos por su temática, como Cortázar hizo en alguna ocasión.  Él organizó los relatos en torno a cuatro ejes que daban nombre a cuatro volúmenes, pero a mí me pareció que el vínculo más grande entre estos textos era con las etapas que cubrían. La del autor inédito, que es un período en la vida de los escritores que tiende a ser minusvalorado cuando en realidad es muy importante, no por los frutos que arroja sino por el tipo de enseñanzas que ofrece. En segundo lugar, los primeros libros que forman parte de la etapa argentina, luego el período alemán y después el regreso al ámbito hispanohablante. [...]


Prodavinci, 20 de mayo de 2013.